Es un sistema mediante el cual podemos sanarnos a nosotros mismos y a otros, tanto personalmente como a distancia a través de nuestras manos.

Se diferencia del Reiki en que es una energía que estamos creando junto con la Divinidad y no solo canalizando.

La energía que se utiliza es la misma Energía Vital universal que utiliza el Reiki pero está magnificada mil veces gracias a una dispensa divina haciendo de esta manera, que el proceso y los tiempos de sanación sean mucho más cortos.

Este método no solo utiliza la energía sino también: Afirmaciones, respiraciones, visualizaciones y movimientos de manos logrando que todo el ser esté involucrado en el proceso de sanación, además esto hace que la sesión sea mucho más dinámica e involucre en el proceso tanto al terapeuta como al paciente.

Se trabaja en todos los planos del ser: Físico; Mental; Emocional y Espiritual, en el plano físico ayuda a sanar el cuerpo, activa la producción de calcio en la columna vertebral y armoniza los chakras, en el plano mental ayuda a restaurar, armonizar y restablecer el buen funcionamiento del sistema nervioso, en el plano emocional ayuda a liberarse de todas las energías negativas acumuladas en el chakra cardíaco y elimina la falta de amor.

En cuanto al plano espiritual ayuda a la expansión de la llama trina en el corazón, ayuda a eliminar el karma y prepara para la ascensión. Por todo esto es evidente que este método es muy completo y restaura la armonía y la conexión con la fuente de vida.

Este es un método en el que la energía positiva elimina las energías negativas las cuales son transmutadas por medio de la llama violeta.

Además de todo esto, este método posee una técnica para enviar esta energía al planeta Tierra para que las energías mal calificadas sean transmutadas y, de este modo, ayudar al planeta y a la humanidad a evolucionar y despertar. Sanación Magnificada es un método de sanación a través de la Energía del Altísimo Dios del Universo.

Sanación con el Altísimo Dios del Universo o Llama Violeta