Es una técnica maravillosa para transmitir la Energía del Universo se trabaja a profundidad en el plano espiritual del paciente a través de la transformación y purificación de las emociones conflictivas, haciendo posible sanar cuerpo, mente y emociones, recuperar la armonía entre los diferentes planos de conciencia.

Un tratamiento con Reiki es muy sencillo, solo basta poner las manos en puntos específicos del cuerpo de quien desea sanar. Con el Reiki se realiza una sanación profunda, por medio de su vibración activa la energía vital, el poder natural de sanación y el poder inmunológico, la energía vital circula y sale del cuerpo en forma suave

Está dirigido a todos aquellos que sientan la necesidad de lograr un crecimiento mayor espiritual, mental y corporalmente, y contar con un mejor conocimiento de la energía que posee.

Se descodifica y eliminan memorias negativas del cuerpo físico, mental y emocional; ordenándolas y reprogramándolas neuro-energéticamente, mejorando la calidad de vida y creando un sentimiento de paz profunda y salud.

tibetano